Promovemos el cambio social a través de la transformación de las personas y las organizaciones

Coronavirus: del miedo individual a la protección colectiva

Comparte este artículo:

Dicen que los grandes cambios vienen acompañados de grandes sacudidas y que las situaciones de crisis sacan lo peor o lo mejor de las personas. Nosotros queremos que esta crisis catalice la buena voluntad y el espíritu solidario de la sociedad. Queremos que dejes de lado el miedo a quedarte sin comida o contagiarte, para comenzar a pensar en que el mundo sigue rodando, y los problemas sociales que estaban ayer, siguen estando hoy, aunque no se escuchen en las noticias.

Estamos ante una situación sin precedentes, cuyas medidas afectan negativamente a muchas personas: personal sanitario, pérdidas económicas en empresas, padres que no saben qué hacer con sus hijos, personas contagiadas o atemorizadas y aisladas en sus hogares, presos que no pueden recibir visitas o personas enfermas de otras patologías que no pueden disponer de la atención adecuada son algunos de los perjudicados por este virus.

Queremos que te pares a pensar en los más afectados por esta crisis y saques lo mejor de ti para hacer que este momento sea un poquito mejor para todos.

Seguir impulsando el cambio social

Animamos a las empresas a que no se paralicen y sigan impulsando el cambio social adaptando sus proyectos al contexto. Nosotros ya lo estamos haciendo con varias de las empresas con quienes trabamos y estamos a disposición de todos para repensar conjuntamente sus proyectos. Aquí os dejamos algunos ejemplos de formas de colaborar:

  • Proyectos online: ciberactivismo y sensibilización.
  • Captación de fondos para entidades en formato de retos para empleados.
  • Enviando kits para personas afectadas: productos higiénicos para personas sin hogar o kits escolares para niños.

Proyecto para combatir la soledad en los mayores

En el marco de la problemática actual Voluntariado y Estrategia y FDI nos unimos para volcarnos especialmente con unos de los grandes afectados: nuestros mayores. Creemos que deben quedarse en sus hogares y residencias y cuidar se su salud hasta que las autoridades logren frenar este virus. Pero vamos a tratar de hacer su estancia un poquito más llevadera. Para ello, hemos puesto en marcha un proyecto en el que invitamos a participar a las empresas para que puedan enviar regalos y se carteen con nuestros mayores para que las 24 horas en casa aislados no se conviertan en una eternidad.

Julia Aramendi

Julia Aramendi

Directora de proyecto